Archivos de la categoría ‘Nishinomiya’

La Última Cena

Publicado: 17 abril, 2010 en Comida, Nishinomiya, Ramen

(Esto lo escribí el 20 de Marzo)


Escribo en la mesa en la que mas letras he dibujado desde que llegue Japón, un restaurante de ramen de carretera. Son as 23:30 y tras andar 2 horas en busca de una famosa hamburguesería he decidido que mejor apostaba a lo seguro.
Hace 1 minuto que escribo, y un minuto y medio que pedí mi ‘special ramen’, y ya ha llegado a mi mesa, así que es hora de calentar mis congeladas manos…

*srlup*

*srlup*

*srlup*

(Varios sorbos fallidos después… )

Yo no domino la técnica de sorber fideos, así que estoy dejando perdido el trozo de papel en que escribo estas palabras…. pero… aix mamacita, que bueno, que rico. Y como empiezo a moquear cada vez que como ramen!

*srlup*

*srlup*

*srlup*

(Varios sorbos fallidos después… )

¡Y Dios! pediría otro huevo de esos medio crudos, dulzones y morenos. Pero después de comer todos los fideos, la verdura, la carne y la sopa, se que estaré a punto de reventar.

*srlup*

*srlup*

*srlup*

(Varios sorbos fallidos después y ya con el bol vacío… )

Yooooooshhhhh. Y es que el ramen es una de esas pocas cosas que al salir balanceándome del restaurante me toco la barriga, apunto de explotar y exalo un alo caliente repleto de felicidad. Ahhhhhhhh que bueno que es vivir!

Algo + sobre Japón… RAMEN
Como bien dice la wikipedia, el ramen es la versión japonesa de los fideos chinos. O como dicen en Japón el ramen son los fideos chinos. Mientras que el udon son los fideos japoneses. Junto con el Oden, que os explicaré otro día, ya que aun no me he atrevido a probarlo, forma parte de lo que se entiende como las comidas de invierno. Esto es porque son altamente calóricas y porque se sirven calientes, bastante calientes.

De hecho una de las cosas más curiosas del ramen es la manera en que los japoneses lo comen por estar tan caliente. Mientras que nosotros intentamos hacer los menos ruidos posibles al sorber o comer, ellos consideran que el ruido de sorber es correcto, pues es resultado de una correcta técnica de absorción del fideo, con los labios hacia afuera, para así no quemarse por lo caliente que está.

Mucha gente, al comer ramen, te dice que no es sano beberse la sopa, que tiene mucha grasa y demás, pero la realidad es que es lo más rico, y que en una noche fría de invierno es la panacea.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Ramen
Anuncios

Canción del Waltrapa

Publicado: 29 enero, 2010 en Casa, Nishinomiya


Con diez pulgadas por banda,
suelo de mopa, cortinas sin tela,
no se ve el mar, vaya tela,
en el apartamento del pimpín.
De aquel waltrapa que llaman,
por su bravura, el Salido,
en todo club conocido
del uno al otro sinfín.
La luna en Nishinomia hiela,
en el 310 vive Mr. Yamato,
y alza hablando el divertimento,
trolas sobre bocatas y atún;
y canta el capitán waltrapa,
ordenando alegre la ropa,
Martín a un lado, al otro ni papa,
y allá a su frente algo de azul.
Protégeme, apartamento mío,
sin temblor,
que ni terremoto ha «habío»,
ni tifón, ni fianza,
yo me voy de mudanza,
si consigo ser un poco ahorrador.
Veinte pasos
he hecho
tocando el techo
con los pies,
y he dado,
que cojones!,
100 rotaciones,
al piso Japonés.
Es mi piso mi tesoro,
que es mi lucifer ir a trabajar,
mi jersey, de rayas y de abuelo,
mi única ropa para ir a currar.
A quien aquí siempre viviera,
ciego eres,
por más que uno lo quiera,
que no te dejan hacer nada tío!
que no te cueste, vete sin brío,
y que nadie te imponga leyes.
Y no hay raya,
sea cualquiera,
por más que uno quiera,
que te quite este ardor,
que uno siente
en el lado derecho
del pecho
en ese sitio tan «acogedor».
Es mi piso mi tesoro,
que es mi lucifer ir a trabajar,
mi jerey, de rayas y de abuelo,
mi única ropa para ir a currar.
A la voz de «¡vámonos!»
es de ver
cómo se pira y se previene
a otro piso a escapar;
que a todos quiero invitar,
y mi casa han de ver.
Y yo tetas,
no diviso,
ni he cogido,
por igual;
sólo quiero,
traer a mi fortaleza,
una belleza
sin rival.
Es mi piso mi tesoro,
que es mi lucifer ir a trabajar,
mi jersey, de rayas y de abuelo,
mi única ropa para ir a currar.
¡Sentenciado estoy a irme!
Yo me río;
no me abandonaré a la suerte,
y ahora busco una oferta buena,
en la web en busca de colmena,
que busco piso tío!
Y si no lo consigo,
¿qué es la vida?
por vivida
no la di,
seguiré, yo no me arrugo,
de Nishinomiya no soy esclavo,
y como un bravo,
me voy a ir.
Es mi piso mi tesoro,
que es mi lucifer ir a trabajar,
mi jersey, de rayas y de abuelo,
mi única ropa para ir a currar.
Son mis requisitos,
parar alquilarles,
un piso sin estropicios,
tv por cable es una opción,
quier un pedazo de balcón,
y almenos dos habitaciones.
Y bueno,
yo mismo me desmiento,
que a veces me tiento,
que me puedo quedar,
pues duermo,
sosegado,
acurrucado,
que Nishinomiya no está tan mal.
Es mi piso mi tesoro,
que es mi lucifer ir a trabajar,
mi jersey, de rayas y de abuelo,
mi única ropa para ir a currar.

Analogía de la José de la “Canción del pirata” de Espronceda.

Algo + sobre Japón… Pisos, Alquileres, etc.
En Japón existe una distinción de pisos más amplia que la que nosotros hacemos. Seguramente los tipos los tenemos también, pero normalmente no nos preguntan si vivimos en un casa, una mansión, un dormitorio, etc. etc. cuando rellenamos cuestionarios legales.

El tema tamaños, es cierto que se lleva el piso pequeño, y que las personas que viven solas lo suelen hacer en habitaciones pequeñas, de unos 25m. Normalmente, son los hombres los que se independizan más o menos jóvenes, mientras que las mujeres suelen independizarse si estudian o trabajan lejos de la familia o si se casan.

Los precios no son demasiado caros, de hecho es fácil encontrar pisos pequeños a precios batante baratos, en comparación con España. Por ejemplo no es dificil encontrar pisos de 100 o 200 euros mensuales. Lo malo es que son pisos alargados, con poca luz. El edificio japonés es normalmente alargado y estrecho. Y normalmente de 4 o 5 pisos como mucho, aunque también hay edificios altos.

Aquí un piso de 20 años es un piso realmente viejo, y normalmente es sinónimo de edificios sucios, un poco abandonados, donde los tatamis huelen mal. Siempre pensé que vivir en un piso antiguo seria conveniente, por ser barato y tener cierto encanto, pero realmente, el tema olores lo hace descartable… este junto con el tema de no tener luz son los principales contras de los pisos japoneses.

Si os pica la curiosidad podeis mirar pisos en cualquier de las webs de los cientos de compañías de alquiler que existen (los pisos libres abundan), os dejo con una:


http://map1.able.co.jp/mapsearch/view?zlv=7&lat=34.690690000000004&lon=135.504983#

Podéis moveros por mapa e ir mirando pisos, eso es lo que haré yo para encontrar el mío.

Fuentes: