Archivos de la categoría ‘Visado’

Cara de tonto. Culo de rico.

Publicado: 27 febrero, 2010 en Alien Card, Papeleo, Visado

Culo de Rico

Está claro que nuestras vivencias nos definen, nos forman. Dos gemelos puestos en diferentes contextos sociales serán dos personas totalmente diferentes, aunque sigan teniendo mucho en común. Cuando este tipo de conversación se produce, me gusta explicar una anécdota que creo leí en el interesante compendio de artículos científicos “Con que sueñan las moscas”. Concretamente dice que la probabilidad de morir de un ataque de corazón, en igualdad de salud, es mayor cuando la persona es pobre. El artículo dice también, y esto es lo que me sorprende más, es que si esa persona ha dejado de ser pobre, porque se ha hecho rica durante su vida, su probabilidad de morir de un ataque de corazón no cambia. Es decir, que en parte seguirá siendo pobre el resto de su vida. Ya lo dicen, si la mierda fuera oro, los pobres nacerían sin culo.

Creo que el artículo dejaba abiertos los motivos por los que esto pasaba, yo pienso que posiblemente sea por el estrés, el de tener que trabajar duro en lo que sea y el de no tener suficiente dinero para comprar lo que la sociedad nos marca como necesidades, por ejemplo un iPhone. A mí me preocupa tener este “complejo de pobre”. Por eso elegí la filosofía de que trabajaré en mi vida en lo que me guste, me dé o no dinero, e intentar que el trabajo me dé el suficiente tiempo libre para gastarme el dinero. Y es también por eso que siempre he llevado una vida bastante desordenada en mi economía, una despreocupación que siempre ha sido muy fácil de llevar, porque aunque pueda que tenga corazón de pobre siempre he tenido culo de rico. Siempre he tenido un blando cojín donde dejar caer mi trasero. Cuando no ha sido mi familia, han sido mis amigos, pero al final siempre he tenido la confianza y la suerte de tener a alguien ahí.

Vine a Japón con un plan económico ruinoso, posiblemente justificado, pero igualmente muy malo. Como resultado, he tenido que pasarlas putillas aquí. Comiendo poco, no saliendo, etc. Y aun y saber que podía hacerlo si me he organizaba, he vuelto a necesitar la ayuda de los que me rodean. Concretamente he tirado del talonario de mamá y de papá, y la generosidad de Enric. Sólo deciros, a los tres que todo el rollo de texto que hay aquí arriba es por culpa vuestra y que os estoy sinceramente agradecido, GRACIAS.

El 25, al fin, cobré.

Cara de Tonto

Vuelvo al tema de cómo nos definen nuestras vivencias. Esos dos gemelos separados acabarán teniendo diferentes caras. De esto no he hablado mucho, ya que es evidente. Pero leí en otro sitio (evidentemente no recuerdo dónde) que nuestras caras, no sólo nuestra personalidad o corazón, son también un reflejo nuestro. Es decir, que se puede leer nuestra historia, y especialmente nuestra personalidad. Y por ello hay personas con la que sentimos mucha afinidad sin conocerlas.

Evidentemente esto se debe a motivos tan simples como que si nos pasamos el día sonriendo las arrugas de nuestra cara se marcan de cierta forma. Así esa persona, sonría o no, tiene cara de alegre. Por eso yo recomiendo siempre sonreír, incluso cuando te están jodiendo vivo. A mí me preocupa que se me quede la “cara de tonto”. Por eso elegí la filosofía de intentar dar poca importancia a los problemas grandes y mucha a los pequeños. Y es también por eso que parece que siempre este dramatizando por tonterías y quitando valor a cosas importantes.

Vine a Japón mentalizado de que sería un extranjero en Japón y de que empezaba de 0 en otro país. Problema importante, ¿mi solución? quitarle peso. Y en ello estoy, pasar de todo puedo, pero estoy viviendo una buena colección de cosas que me dejan la cara de tonto, como por ejemplo la mala educación de algunas personas por la calle, las dificultades (por ser extranjero) de que te alquilen un piso o que te hagan un contrato de móvil, que te vayan a pagar después de 40 días pero solo 20, que al final por un error con el banco no te vayan a poder pagar, la infinita burocracia, 150 euros de tren al mes, que te estafen al comprar o que te equivoques al elegir, el precio de los tomates o de un café, por citar algunas, porque la colección es bastante más extensa. Sólo deciros, a los que aun leéis este rollo, que realmente no es para tanto, que la sociedad japonesa tiene sus puntos malos pero que AQUÍ SE VIVE MUY BIEN.

El 22, al fin, conseguí mi “alien card”.

Algo + sobre Japón… ALIEN CARD

El registro “Alien” es usado para guardar la información de residentes extranjeros en Japón. Se manjea a nivel municipal, es decir que el municipio donde vives te lo tramita y si te mudas tienes que ir al nuevo municipio a validar tu nueva dirección.  Los japneses en cambio tienen que hacer algo diferente, llamado koseki (registro familiar) y juminisho (registro de residencia). La Alien Card es simplemente la tarjeta que te dan conforme eres un inmigrante legal… Como ya he comentado alguna vez, a algunos extranjeros no les gusta demasiado el nombre que tiene, lo entienden como una forma más de marginación que sufren por parte del pueblo japonés. La verdad es que les entiendo, es una palabra fea.

El caso es que sin una alien card es dificil tramitar según que papeleos importantes como bancos, móviles, vivienda etc.

Fuentes:
http://en.wikipedia.org/wiki/Alien_registration_in_Japan

The Truth Is Out There

Publicado: 26 enero, 2010 en Papeleo, Visado

[13.00PM,
Capcom Dorms,
Nishinomiya,
Japan]

(poneos este video para escucharlo de fondo mientras leeis la entrada…)

Mulder: Te lo dije, ellos están aquí, al fin tenemos pruebas.
Scully: Mulder, esos documentos no demuestran nada. Están hechos con papel, mediante pasta de fibras vegetales que son molidas, blanqueadas, desleídas en agua, secadas y endurecidas posteriormente; a la pulpa de celulosa, normalmente, se le añaden sustancias como el polipropileno o el polietileno con el fin de proporcionar diversas características. Las fibras están aglutinadas mediante enlaces por puente de hidrógeno.
Mulder: ¿Qué dices Scully? Deja de leer la Wikipedia y mira bien esos documentos. Son la prueba de que los Aliens se han instalado aquí, en esta remota ciudad de Japón.
Scully: Una ciudad es un área urbana con alta densidad de población en la que predominan fundamentalmente la industria y los servicios. Esto no tiene servicios, solo casas, así que no deberías llamarlo ciudad.
Mulder: La verdad está ahí fuera.
Scully: La temperatura de ahí fuera es de -3 grados centígrados. Y la temperatura es una magnitud referida a las nociones comunes de caliente o frío. Por lo general, un objeto más “caliente” tendrá una temperatura mayor, y si fuere frío tendrá una temperatura menor. Físicamente es una magnitud escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico.
Fede: Os voy a contar mi historia del Alien Card.
Mulder: Oh! Sí por favor.

Sculy: Pero…Mulder: (interrumpiendo a scully) CALLA PESADA! Siempre interrumpiendo con tus tonterías científicas.Fede: Esta es la historia de mi Alien Card. Empieza en las inmediaciones un lúgubre apartamento al Oeste de Osaka, una fría mañana de Enero…
El sujeto de nuestro estudio, X, abandona su guarida, en búsqueda de dinero. Recomendado por los mánagers de la residencia, y por el teórico horario de apertura de los bancos. Los bancos no están abiertos, así que con los 520yenes que tiene decide volver a la residencia para encontrarse con el sujeto Y a las 8.30. Como ha estado dando vueltas en busca de bancos, no dispone de tiempo de recoger todas sus cosas, así que decide que pasará después de los tramites. El sujeto Y será el responsable de llevarle a obtener su tarjeta oficial de Alien. Así juntos se dirigen a la nave nodriza,también llamada ayuntamiento, y donde el sujeto X vuelve a quedarse solo. Por suerte allí se encuentra un nativo que ha estudiado el idioma intergaláctico, también llamado Español.
Bueno, me he cansado de esta alegoría, voy a continuar sin dar tantas vueltas:
En el ayuntamiento, sin mi carpeta, y gracias a llamar a Enric pude averiguar mis datos. Necesitaba un papel, justificante, para poder empezar otros trámites, dicho papel, cuesta 300 yenes, que si restáis a los que ya tenía, me quedaban 220 yenes. Sabéis cuanto me cuesta ir a trabajar? 460. Así, me encontraba sin dinero suficiente para ir a trabajar, el segundo día de trabajo… y sin poder cambiar mis euros por yenes pq, ningún maldito banco cambiaba y los que en teoría lo hacían no abrían a la hora que decían abrir.
Solución? Y tomad nota los que tengáis previsión de venir: Ir a un combini (supermercados pequeños que hay en cada esquina en japón, vendrían a ser los cajeros en España, pero no solo te dan dinero, también se te lo llevan).
Problema añadido: No tengo pasta en la tarjeta, tenia que conectarme a Internet, moverme pasta y luego ir a sacar. Pero sabéis cuanto cuesta conectarse? Cuesta 250 yenes mínimo. Total que en el mismo manga-café donde no me entendía un pijo, conseguí convencerlos de que me dejasen mover el dinero, salir, sacar pasta y volver. Y así lo hice, de paso les compré unos caramelos de regalo y que me los camelé. Por cierto que la chica del cyber se acordaba mi nombre del día anterior! jaja tengo que volver ahora que ha pasado una semana, a ver si aun se acuerda.
Total que una vez con la “plata”, y habiendo pagado, me dirijo a la residencia a buscar los malditos papeles. Para descubrir con asombro que me obligan a fichar cada vez que entro y salgo si es entre semana… de verdad, que asco, parece que viva en una prisión.
En fin. Aunque no parezca divertido, creedme que lo fue mucho, sufriendo y sudando como un cerdo, caminando de una punta a la otra por sacar 100 yenes para poder ir a trabajar, como decía, mi segundo día de trabajo!!!!
PS. Al final descubrí que en general los únicos sitios que cambian euros por yenes son sucursales en Umeda. Así que si queréis cambiar pasta cuando vengáis: 1 en casa, 2 en el aeropuerto o 3 en Umeda. Y en cuanto a comisiones, no sé como será cambiar en España, pero aquí lo más económico es sacar dinero del cajero de CTI que hay en el aeropuerto. Luego cambiar pasta en efectivo en Umeda. Luego sacar dinero de los cajeros de JP. Y finalmente sacar dinero en los cajeros de los combinis.
Algo + sobre Japón… VISADOS
Trabajar en Japón no es fácil. Ni entrar a a vivir en general. Tiene un sistema de visados bastante parecido al americano. En todo caso, al viajero, lo que más le interesa saber, es que normalmente el visado de turista se tramita a la entrada al pais.  No os cobrarán nada, y os sellarán el pasaporte con un visado que os va a permitir estar en Japón durante 3 meses. Si por lo que fuera, quisierais estar más tiempo, entonces os recomiendo la opción de ir a Corea de visita y volver. Al hacer esto el visado se renueva para otros 3 meses.

Yo, como residente en Japón, tengo algo diferente, algo más parecido al NIE, y que llaman Alien Card. Nombre que a algunos ofende… por lo de las implicaciones de la palabra alien. Por otro lado este permiso sigue siendo temporal y sigue implicando que estoy aquí de paso y que no soy un Japonés más. De hecho tengo entendido que es sumamente complejo llegar, siendo extranjero, al estatus social que permita votar en las elecciones. Para algunas cosas Japón es un pais muy hermético. La política es una de ellas.

Si queréis saber más del tema entrad en enlace que os he puesto debajo.

Fuentes:
http://www.es.emb-japan.go.jp/visitar_visa.htm